Saracosta Motor, Concesionario Oficial MAZDA en Zaragoza

Nuestras Noticias

¿Qué partes del cerebro estimula la conducción de un Mazda MX-5 RF?

¿Qué partes del cerebro estimula la conducción de un Mazda MX-5 RF?

A lo largo de esta noticia, iremos poniendo al lector en distintas situaciones relacionadas con el modelo de Mazda más deportivo y llamativo, el Mazda MX-5 RF, desde las sensaciones que experimentas antes de montar en el coche como las que experimentas durante la conducción.

¿Sabías que cada vez que tienes un recuerdo, vives una experiencia o sientes una emoción activas unas 86 mil millones de neuronas y se generan nuevas conexiones? Bien, pues al conducir el biplaza deportivo de Mazda llegarás a sentir lo que la marca quiere transmitir con “Drive Together”.

En primer lugar, cuando tienes este vehículo delante de ti y observas su diseño exterior, se activará el lóbulo occipital, capaz de gestionar y procesar las señales visuales que percibimos a partir de la vista. Así pues, el diseño KODO o “Alma en Movimiento” sería el causante de esta activación. Durante la conducción nocturna, y gracias al sistema de iluminación frontal adaptativo y el Full Led contribuye a que percibas las cosas de una manera muy nítida y que de esta manera llegue la información rápidamente al tálamo.

Cuando te sientas en el puesto de conducción se activará el lóbulo parietal, que se encarga de controlar la posición y orientación de tu cuerpo en relación al resto de objetos que te rodean, además de procesar los estímulos que llegan a través del tacto. De esta manera, cuando te sientas en el asiento del piloto, el lóbulo parietal percibe el estudiado diseño implementado y basado en el Jinba Ittai, que hace referencia a coche y conductor como un solo cuerpo en armonía.

Cuando accionas el techo retráctil entra en funcionamiento el cuerpo calloso. El Mazda MX-5 RF posee el techo eléctrico rígido más rápido del mercado, el cual te permite pasar de un flamante deportivo a un elegante descapotable en cuestión de 13 segundos. Además puede accionarse – tanto para abrirse como para cerrarse – en movimiento, hasta una velocidad de 10 km/h. Todo ello produce una sensación que conecta los dos hemisferios de tu cerebro que están unidos por el cuerpo calloso.

Cuando circulas por la carretera, entra a formar parte del juego el lóbulo temporal, que gobierna tu área auditiva. Éste se activaría al escuchar el refinado sonido del motor, que combinado con el Induction Sound Enhancer dará como resultado un tono agradable y divertido dentro del habitáculo.

Al presionar los pedales se activará el puente de Varolio, que controla los músculos de la cara y que permite adoptar distintas expresiones. La relación entre peso y potencia del Mazda MX-5 RF consigue un comportamiento deportivo único y divertido, por eso lo llaman ‘la máquina de fabricar sonrisas’. De esta manera la experiencia de conducción se reflejará en tu rostro.

Al bajarte del coche, toda la experiencia queda almacenada en tu corteza cerebral, que es algo así como el disco duro de tu cuerpo. Las sensaciones vividas durante la conducción pasarían a formar parte de la parte de recuerdos imborrables, por ejemplo el preciso manejo de la palanca de cambios Skyactiv-MT, el tacto de la lujosa tapicería de cuero nappa, y un largo etcétera.